La letra pequeña del borrador

abr 12, 2011   //   by lodosmurcia   //   Sin categoría  //  No Comments
El borrador (la declaración de la renta ya cumplimentada que la Agencia Tributaria prepara para los contribuyentes), es un descanso para muchos ciudadanos que se ahorran así el pesado papeleo de completar y tramitar su declaración. Pero puede ser también un arma de doble filo, ya que en muchos casos los borradores contienen errores y omisiones que no son percibidos por los contribuyentes y que pueden suponer un ‘pico’ importante en la factura final con el fisco.
Si usted ha decidido confirmar el borrador sin revisarlo o consultar con su experto, debe tener en centa que los técnicos que lo elaboran no son infalibles. Sobre todo, porque lo completan sólo con la información de que dispone la Administración, que en muchas ocasiones puede estar incompleta.
La comodidad de confirmar el borrador puede salirle cara. Según los datos del colectivo Gestha (técnicos de Hacienda) en la Región, el pasado año más de la mitad de los borradores elaborados por Hacienda contenía fallos y omisiones. En el peor de los casos, un asalariado medio puede llegar a perder (o pagar) unos mil euros de media.
Uno de los errores más frecuente afecta a los contribuyentes que han comprado la primera vivienda en este ejercicio fiscal. Hacienda no incluye en muchos casos los inmuebles adquiridos en 2010, y por tanto, en los borradores de la renta de los contribuyentes que compraron su primera casa no figura la deducción que corresponde. Esta omisión por parte de Hacienda no es cualquier cosa, ya que la compra de la primera vivienda es la mayor deducción que se aplica al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, y supone el 15% de la inversión inmobiliaria hasta un límite de 9.015 euros.
La omisión se explica porque Hacienda, aunque está al tanto de la firma del préstamo hipotecario a través de la información que facilitan los bancos, no sabe si el dinero se destina a la compra de la primera o la segunda residencia. «Esa información no consta, pero tampoco se avisa al contribuyente para que esté sobre la pista», explica José María Mollinero, delegado en Murcia de Gestha.
Y es que el borrador es como, su propio nombre indica, un borrador. «El problema es que se ha desvirtuado el concepto con las campañas de publicidad, que de alguna manera ‘llaman’ a confirmar el borrador sin más, cuando lo más frecuente es que contenga omisiones que perjudican al contribuyente, especialmente, a las rentas más bajas».
Los fallos más frecuentes están relacionados con las deducciones por adquisición de vivienda, estado civil, subvenciones públicas y deducciones autonómicas. Además de los omisiones en la compra de primera vivienda, son frecuentes los errores cuando la vivienda ha sido comprada por ambos cónyuges y en el Catastro sólo figura uno de ellos; si cambia la hipoteca de entidad financiera, o si cancela el préstamo original y suscribe otro nuevo.
Además, miles de borradores no incluyen la deducción de los gastos de notaría, registro, impuestos, gestoría, seguros vinculados u otros conceptos deducibles que no hayan sido pagados con el préstamo.
Incluso la rentas asociadas al trabajo pueden contener omisiones que harán perder dinero al contribuyente. «Las cuotas de afiliación o los gastos jurídicos en caso de conflicto con la empresa también son deducibles, pero no se suelen incluir». Los contribuyentes separados o divorciados que pagan pensión de alimentos por sus hijos también pueden salir perdiendo. La suma de esas aportaciones puede reducir la progresividad del impuesto, pero muy pocos lo saben y se benefician de ello porque hasta 2007 esas cantidades no eran deducibles. «Sólo ese apartado puede suponer hasta 600 euros en la cuenta final».
Pocos contribuyentes son conscientes de que las obras de mejora en la vivienda habitual o en el edificio en el que ésta se encuentra son deducibles este año (no es aplicable si el pago de la factura se hace en metálico), y es otro concepto que Hacienda no incluye en el borrador porque no dispone de la información. Lo mismo ocurre con otras deducciones autonómicas que no aparecen en los borradores, como los gastos de guardería.
En cualquier caso, los técnicos de Gestha recomiendan a los contribuyentes murcianos buscar asesoramiento o consultar el ‘manual práctico Renta 2010′ que puede encontrarse en la web de la Agencia Tributaria (www.aeat.es) antes de confirmar la declaración cumplimentada por Hacienda.

A TENER EN CUENTA

1. Compra de primera vivienda. Aunque a Hacienda le consta la firma del préstamo hipotecario, desconoce si la vivienda está destinada a primera o segunda residencia.
2. Los gastos de notaria, registro, impuesto, gestoría o seguros vinculados a la compra de la vivienda son deducibles.
3. Las pensiones alimenticias a los hijos pueden reducir la progresividad del impuesto, pero pocos lo saben porque antes de 2007 no era así.
4. Las obras de mejora en la vivienda habitual o en el edificio en que se encuentra son deducibles este año, pero nos constan en la mayoría de los borradores.
5. Los 1.200 euros para las madres de niños menores de 3 años que no ingresen 100 euros mensuales por el mismo concepto.
6. Las mensualidades de guardería (en la Región de Murcia, no en toda España).
7. Las reformas domésticas (desde el cambio de ventanas a la instalación de placas solares) que supongan ahorro energético (sólo en la Región).

 

Leave a comment

Categorías

Archivos

Buscar gasolineras

Tecnología de
octubre 2020
L M X J V S D
« mar    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
UA-34868495-1css.php
Folder Name