Sistema eléctrico y déficit tarifario

abr 30, 2013   //   by lodosmurcia   //   Eficiencia Energética, Medioambiente, Noticias  //  No Comments

Con la participación del Secretario de Estado de Energía, D.Alberto Nadal, el Consejo Asesor de Expansión el problema del déficit de la tarifa eléctrica.

Tras una intervención del invitado, el debate puso de manifiesto varias ideas esenciales.

Situación de partida

El sistema eléctrico español presenta los siguientes rasgos :

1. Exceso de capacidad de generación.

La potencia instalada asciende a 105.000 Mw -de los cuales unos 60.000-70.000 son «firmes» (es decir, no sujetos a incertidumbres atmosféricas)- cifra muy superior al pico histórico de demanda de 44.000 Mw que se alcanzó en 2007.

2. Exceso de capacidad de la red de transporte en alta tensión.

La red se diseñó en la época de expansión económica y previó nuevos desarrollos urbanísticos o nuevos aeropuertos.

A largo plazo, la retribución de los gastos de esa amplia red  podrá suscitar tensiones financieras.

3. Déficit tarifario.

Los ingresos totales satisfechos por los consumidores siguen siendo inferiores en unos 5.000 millones de euros anuales al conjunto de «costes» del sistema eléctrico, que ascienden a unos 40.000 millones de euros e incluyen no sólo la electricidad consumida -valorada a los precios del mercado mayorista o «pool«- sino también los demás «costes reconocidos», como las primas a las energías renovables, el sobrecoste del suministro extrapeninsular o la amortización y gastos financieros de los déficits tarifarios pasados (unos 1.700 millones de euros corresponden a amortización de principal, y unos 800 millones a intereses). Esos «costes reconocidos» teóricamente debieran ser satisfechos con cargo a los llamados «peajes de acceso», pero no lo son.

Si no se hubieran adoptado recientemente varios ajustes (aumentos en la tarifa eléctrica, nuevos impuestos a la generación, recortes en las retribuciones de la red de distribución del «régimen especial» -es decir, energías renovables y co-generación-, el déficit tarifario anual sería de unos 8.000 millones de euros.

El déficit lo financian, de forma transitoria, las grandes empresas eléctricas generadoras de electricidad convencional (es decir, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP-HC y E.On).

El saldo vivo de déficits tarifarios acumulados pendientes de amortización ascendía a finales de 2012 a unos 28.000 millones de euros.

4. Relativa concentración empresarial, pero multiplicidad de regímenes retributivos

El sector eléctrico español está bastante concentrado, pues esos cinco grandes grupos dominan la generación de electricidad convencional (61,6% en 2011), la distribución a los consumidores finales (95%) y la comercialización (70,7%). Esa concentración ha suscitado en ocasiones dudas sobre el grado de competencia efectiva.

Esa concentración de las actividades tradicionales convive con una «variada fauna» de agentes y funciones económicas cuya regulación y régimen retributivo no siempre responde a un esquema racional: refleja más bien su capacidad relativa de «lobby«.

Causas

El déficit tarifario se debe a tres grandes factores :

1. El cambio de política energética en 2004.

2. Las reglas de la Unión Europea que otorgan a las energías renovables prioridad en el despacho.

3. La brusca caída de la demanda de electricidad provocada por la crisis económica.

Cambio de la política energética

El crecimiento económico de la economía española en 2002-2003 era tal que hizo temer una insuficiencia de capacidad de generación, especialmente en el Sur y  Este de España, a la que el Gobierno y las compañías respondieron con nuevas centrales de gas de ciclo combinado.

Pero tras las elecciones de marzo de 2004 el nuevo Gobierno otorgó absoluta prioridad a los generadores de electricidad en «régimen especial» (es decir, energías renovables y cogeneración), para los que el Real Decreto 661/2007 introdujo un generoso sistema de retribución (así, por ejemplo, para la energía fotovoltaica fijó una prima que llegó a alcanzar los 460 euros por Mwh, es decir, casi 10 veces más que el precio del mercado mayorista).

Ese generoso régimen retributivo produjo un aumento de la capacidad de generación fotovoltaica que superó en 10 veces los límites previstos e hizo de España el gran cliente de los fabricantes chinos de placas. Esa prematura expansión hizo que la inmadura tecnología utilizada tuviera unos costes de producción muy altos.

A la expansión de la energía fotovoltaica le siguió, sobre todo a partir de 2010, la termosolar.

Como resultado:

– Las primas anuales a las energías renovables ascienden en España al 0,8% del PIB, frente al 0,5% en Alemania, 0,2% en Francia o 0,1% en Suecia.

– Las primas totales a los suministradores en «régimen especial» representan aproximadamente el 23% de la factura total anual de la electricidad consumida en España.

Prioridad en el despacho de las energías renovables

Según las Directivas comunitarias, las energías renovables tienen «prioridad en el despacho»: son las primeras que se integran en el sistema de fijación de precios mayoristas («pool«). Como entran en la subasta a precio cero, contribuye a bajar el precio marginal fijado en ella, lo que ha hecho que en días de mucho viento fuera nulo. Pero como dicha energía renovable no es retribuida a ese precio marginal, sino a un precio con prima, esa prioridad en el despacho hace que, en términos de coste  para el consumidor, «la primera energía que entra es la más cara «.

El desplazamiento de la electricidad producida por las centrales de ciclo combinado por la energía renovable produjo una lógica petición de «pagos por capacidad» a favor de las primeras, que retribuyan su mera disponibilidad como reserva, aunque estén paradas.

Crisis económica

La actual demanda de electricidad es similar a la de 2006 y un 20% inferior a la que en su día se previó para 2013.

Esa caída del consumo ha producido una drástica caída en los ingresos previstos. Así, los ingresos anuales por «peajes» ascienden tan sólo a unos 14.000 millones de euros. Aún añadiendo los 3.500 millones de euros previstos en concepto de impuestos sobre la electricidad y pagos por derechos de emisión de CO2, los ingresos resultantes son muy inferiores al conjunto de «costes reconocidos», como ya se ha indicado.

Las primas a la cogeneración (esto es, la electricidad producida por empresas aprovechando el calor generado por los procesos industriales) está produciendo una paradoja: algunas empresas están compensando la difícil situación que les provoca la caída de demanda de sus productos fabricando una electricidad primada que no resulta necesaria.

Soluciones

La Comisión Europea ya ha señalado que el déficit tarifario español constituye un genuino «problema macroeconómico» y podría llegar a ser considerado parte del » déficit presupuestario «.

¿Qué nuevas medidas adoptar para reducirlo?

Las ideas esenciales mencionadas a lo largo del debate por los distintos participanters pueden resumirse asi:

1. La recuperación económica permitirá recuperar parte de los ingresos perdidos, pero su  contribución será limitada.

2. Una de las estrategias seguidas hasta ahora ha sido elevar las tarifas pagadas por los usuarios de electricidad.

Ahora bien, para eliminar el déficit tarifario exclusivamente por esa vía, las tarifas de acceso («peajes «) tendrían que subir un 20% adicional. Esa alternativa tiene «poco recorrido», porque :

– No podrían aguantarla las familias, cuya renta disponible se ha reducido ya drásticamente.

– Tampoco podrían aguantarlo las empresas, porque tendría efectos muy perniciosos sobre su competitividad.

– En la actualidad el precio final del suministro eléctrico ya es superior al precio medio vigente en la Unión Europea.

3. Otra vía sería modificar el régimen vigente para las generación en «régimen especial» y demás «actividades reguladas».

Esa vía tiene inconvenientes, pues muchas de las inversiones se efectuaron en el pasado con un horizonte a largo plazo, al amparo de las «reglas de juego» entonces vigentes. Algunos participantes señalaron que la alteración sobrevenida de esas reglas atentaría contra el principio de seguridad jurídica y podría provocar una nueva oleada de demandas de arbitraje de inversión por inversores extranjeros al amparo de Tratados internacionales (como el Tratado de la Carta de la Energía).

Insistieron en que la estabilidad regulatoria es un requisito esencial para preservar la buena imagen internacional de España como destino de inversiones. Esa estabilidad regulatoria no debe entenderse como una regulación estática, incapaz de adaptarse a la evolución y los retos del sector, pero sí exige un marco y modelo regulatorios definido y transparente para las distintas actividades.

Otros participantes, por el contrario, fundaron los posibles recortes de primas y otros «costes regulados» en los siguientes motivos:

– La «seguridad jurídica» es un concepto que presupone la «estabilidad financiera» : sin asegurar ésta, aquella resulta quimérica.

– Una solución del déficit tarifario basada primordialmente en la subida de tarifas podría asustar todavía más a la inversión extranjera en sectores distintos a la generación eléctrica. En este último, hay un significativo exceso de capacidad y no son precisas nuevas inversiones.

– El Estado podría invocar la vieja «doctrinarebus sic stantibus «, que justifica la adopción de alteraciones contractuales o regulatorias cuando concurren circunstancias sobrevenidas graves e imprevisibles que alteran las bases de un contrato. El Tribunal Supremo ya ha establecido que el Gobierno tiene cierto margen de alteración del régimen de tarifas aplicable a un sector regulado cuando concurren circunstancias que lo justifican.

Ningún agente económico, ni siquiera quienes adoptaron decisiones de inversión en el pasado al amparo del régimen regulatorio entonces vigente, pueden quedar al abrigo de la situación económica de crisis que padece España.

– Quienes invirtieron en energías renovables pensando exclusivamente en la rentabilidad financiera de su inversión asumieron cierto riesgo: no pueden asimilar su inversión a «un bono del Estado a 30 años».

4. Del análisis del abigarrado régimen retributivo de actividades reguladas podrían surgir propuestas de racionalizacion y sinergias que reduzcan costes regulados.

Algunos «costes regulados» responden a circunstancias históricas que ya no tienen justificación (por ejemplo, parte de las primas al suministro extrapeninsular).

5. Una parte del déficit tarifario debiera ser cubierto mediante aportaciones del Presupuesto del Estado. Algunos apuntaron la posibilidad de aplicar a su cobertura un nuevo impuesto aplicable a todos los hidrocarburos, de forma que las primas a las energías renovables y el logro de los objetivos medioambientales fijados por la Unión Europea lo soporten todos los consumidores de energía ?por ejemplo, los automovilistas-, no sólo quienes consumen electricidad.

La credibilidad del régimen regulatorio del sector eléctrico exige que la Comisión Nacional del Sector Eléctrico recupere prestigio y credibilidad. Para algunos, sin embargo, la integración de dicha Comisión en la nueva Comisión Nacional plurisectorial sigue siendo una idea disparatada. El Gobierno debería buscar en tan delicada materia un pacto con las restantes fuerzas políticas, en vez de continuar la tramitación de un proyecto cuya iniciativa última partió de un informe encargado por una gran empresa regulada.

El Secretario de Estado agradeció las ideas expuestas por los miembros el Consejo Asesor y señaló que el Gobierno hará público a finales de  junio su diagnóstico definitivo del problema del déficit tarifario y su plan para eliminarlo. Aunque sería prematuro aventurar sus líneas maestras y no debieran descartarse medidas extraordinarias, es previsible que el plan busque eliminar el exceso de costes regulados mediante un esfuerzo equitativo de todos los agentes afectados.

Nota:

El resumen de los anteriores de los anteriores debates del Consejo Asesor sobre este mismo asunto puede verse en:

– Déficit tarifario: causas y soluciones (2012)

– Sistema eléctrico y déficit tarifario (2010)

 vía: expansión.com

Leave a comment

Categorías

Archivos

Buscar gasolineras

Tecnología de
septiembre 2020
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
UA-34868495-1css.php
Folder Name