Browsing articles tagged with "Raee Archivos - RESIDUOS MURCIA"

¿Cuántos residuos eléctricos no se reciclan?

jul 23, 2013   //   by lodosmurcia   //   Noticias, Residuos  //  No Comments

El reciente hallazgo realizado por la Guardia Civil en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) de unanave industrial que almacenaba de forma absolutamente ilegal residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) junto a productos alimenticios, pone de manifiesto la punta del iceberg de una situación escandalosa: una enorme cantidad de RAEE se están desviando de su destino obligatorio, las plantas de reciclado, para reventarlos, extraer lo más valioso y finalmente depositarlos en vertederos.

Los responsables de esta inaceptable situación tienen nombres y apellidos, tanto por acción como por omisión. La población debe saber que los electrodomésticos llevan incorporado en su precio el coste de gestión para cuando se conviertan en residuo, por lo que los fabricantes están percibiendo indebidamente un dinero por todos los RAEE que en vez de reciclado se están llevando a vertedero.

Un estudio de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ya denunció este atropello, demostrando que el 80% de los RAEE se estaban llevando a chatarrerías, desguaces y vertederos, sin que la tasa por reciclado fuera aplicada para el fin de recuperación; es una apropiación indebida por parte de los fabricantes, una práctica intolerable y una amenaza evidente para la salud, pues muchos de los componentes de estos aparatos contienen sustancias peligrosas.

Es cierto que la crisis económica ha significado un descenso en la venta de electrodomésticos y en la generación de RAEE, pero no se justifica con la caída en la recepción de estos residuos en los centros de reciclado: frente a caídas del 12% en la venta de electrodomésticos en el último año, las plantas de reciclado están sufriendo disminuciones del 60 y 80 %, lo que las aboca a un cierre próximo si no se corrige esta ilegal situación.

Frente a los aproximadamente 26 kilogramos de RAEE que generamos anualmente, no estamos cumpliendo los objetivos de la Directiva 2012/19, que son de recogida separada de 4 kilogramos por persona y año.

Además de esta apropiación indebida por parte de los fabricantes adheridos a los SIG (Sistemas Integrados de Gestión), la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, tiene una evidente responsabilidad por su inacción y pasividad a la hora de erradicar mediante sanciones ejemplares y disuasorias de estas prácticas ilegales. El plomo, mercurio, cadmio, cromo, plásticos bromados,.. están suponiendo una amenaza para la población al ser manipulados y vertidos por personas irresponsables.

Ecologistas en Acción reclama de la Administración la vigilancia y el control para desterrar estas conductas insostenibles, la aplicación de sanciones ejemplares, el cumplimiento de los objetivos de reciclado de RAEE y asegurar que el dinero que estamos pagando sea destinado a su fin legítimo: el correcto control y reciclado de los aparatos eléctricos y electrónicos.

via: ecoticias.com

Qué hace España con los residuos eléctricos

sep 13, 2012   //   by José Manuel   //   Noticias, Residuos  //  496 Comments

 

Los Raee son los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos, sus materiales, componentes, consumibles y subconjuntos que los componen, procedentes tanto de hogares particulares como de usos profesionales. Se habla en general de artefactos que necesitan de una corriente eléctrica para funcionar, del hogar o no, como electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, herramientas eléctricas o electrónicas, instrumentos de vigilancia o control y muchos otros. En España existe un sistema de gestión que resulta digno de emular. Según lo dispuesto en el Real Decreto 208/2005, los productores de estos aparatos son corresponsables de la disposición final, así como los distribuidores, ciudadanos y las administraciones públicas.
Esta medida corresponde a toda una política en el ámbito de la Unión Europea a inicios de la primera década de este siglo, la Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, Weee), que promueve el reciclaje, la reutilización y la recuperación de los residuos de estos equipos para reducir la contaminación. Toda la sociedad está involucrada y funciona articuladamente para lograr los resultados. Para el año en curso se publicó el 24 de julio la nueva Directiva Raee 2012/19/EU, la cual entró en vigor el 13 de agosto y tiene otras consideraciones sobre el tema. Allí se consiguen frases llamativas como desechos de la nanotecnología, las contrataciones públicas ecológicas, la reutilización, el cálculo de índices de recogida, la cooperación administrativa y el intercambio de información, entre otras tantas. En este esfuerzo de productores, distribuidores, usuarios, gobiernos locales y entes sin fines de lucro, el hilo conductor es la aceptación de una medida pensando en el bienestar mundial.
Los productores
En este grupo se incluye a las personas físicas o jurídicas que fabriquen y vendan aparatos electrónicos con sus marcas propias, que vendan aparatos con su propia marca aunque hayan sido manufacturados por otros fabricantes o que importen o exporten desde y hacia otros países, indistintamente del tipo de venta utilizada (directa, a distancia o vía Internet).
En cuanto a los residuos, tienen la obligación de financiar los costos de la gestión de los mismos si son fabricantes. Pueden hacerlo de forma individual o a través de un Sistema Integrado de Gestión (SIG). Deben inscribirse en el registro de establecimientos industriales y declarar a la Comunidad Autónoma en la que estén ubicados el procedimiento elegido para el cumplimiento de sus obligaciones. Una tarea primordial que deben cumplir es brindar la información necesaria al usuario sobre la correcta gestión de los Raee (gestión ambiental, los sistemas de devolución y su gratuidad y recogida selectiva), la repercusión que tienen los costos de gestión de los residuos en el precio final de los aparatos y datos sobre los efectos en el medio ambiente o la salud humana de las sustancias peligrosas que los residuos pueden contener.
Los distribuidores
Cualquiera que suministre aparatos eléctricos y electrónicos en condiciones comerciales, al usuario final, se encuentra en este grupo. Un distribuidor puede convertirse en productor, si lo que vende no tiene identificación del fabricante o éste no se haya inscrito en el Registro de Establecimientos Industriales de ámbito estatal. Su obligación es aceptar la entrega de un producto viejo cuando vende uno nuevo de tipo equivalente o de igual función, sin coste para el último poseedor. El distribuidor lo entregará luego al gestor designado por el productor que le abastece. Debe también facilitar la información que proceda de los productores sobre el reciclado y los sistemas de recogida y gestión.
Los instaladores y los usuarios
La regulación indica que cuando un instalador profesional realice la sustitución de un aparato eléctrico o electrónico, puede hacerse cargo de los residuos y entregarlos al mayorista al cual compró el conjunto de aparatos nuevos que instaló. Los usuarios deberán ocuparse de que sus RAEE sean gestionados correctamente, para ello asumen el monto que se refleja para tal fin en la factura.
Los puntos limpios
Se denominan así los lugares de acopio que existen en todas las ciudades del país para que los ciudadanos puedan llevar sus electrodomésticos o residuos de tamaño moderado. Estos puntos limpios dependen de las localidades o ayuntamientos, la recepción es transitoria y gratuita y garantiza la acumulación en un solo lugar. Los RAEE de mayor envergadura tienen otro proceso.
El SIG o Sistema Integrado de Gestión
Son entes constituidos sin fin de lucro por los productores de aparatos electrónicos. Su objetivo es la creación de una estructura organizativa que responda a las necesidades de gestión de los Raee, como la especialización en las diferentes categorías de aparatos eléctricos y electrónicos que regula el Real Decreto 208/2005. Algunos son Ecolum, Ambilamp, Ecolec y Ecotic. El financiamiento se hace mediante el Ecoraee, que es el «costo extra» y es una variable más que actúa sobre el precio global del producto, por lo cual se le aplica el IVA correspondiente. Ninguna persona física o jurídica, empresa o institución está exenta de su pago. Como muestra de lo que hacen estas instituciones, durante 2011, la Fundación Ecolec gestionó casi 70 millones de kilos de Raee, un 17,64% más que la cifra conseguida el año anterior y a pesar de la situación de recesión española.

Cuando la basura es una bomba de tiempo

sep 1, 2012   //   by José Manuel   //   Noticias, Residuos  //  No Comments

El proyecto fue sancionado por el Senado en 2011 y está a punto de perder estado parlamentario. En el país se generan 120 toneladas anuales. Es la basura que más contamina.

Una pila gigante como una bomba de tiempo y activistas de Greenpeace.

 

Activistas de Greenpeace reclamaron ayer en el Congreso la pronta sanción de la Ley de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y lo hicieron de una manera particular: llevaron una pila gigante caracterizada como una bomba de tiempo, con la leyenda “Diputados desactiven la bomba, aprueben la ley de basura electrónica ya”. Es que el proyecto, aprobado por unanimidad en la Cámara de Senadores en mayo de 2011, está a la espera de su tratamiento en Diputados y ya lleva cuatro años de trámite en el recinto: de no tratarse dentro de los próximos 90 días, perdería estado parlamentario y volvería a fojas cero.

Consuelo Bilbao, coordinadora de la Unidad Política de Greenpeace, explicó a Página/12 que con la actividad de ayer la organización quiso mostrar que “la basura electrónica es una bomba de tiempo que merece ser desactivada cuanto antes, ya que en promedio cada argentino genera tres kilogramos de basura electrónica por año, algo así como 120 mil toneladas anuales”. Según la activista, “cerca del 50 por ciento de estos residuos están arrumbados en oficinas, hogares, entes públicos o depósitos, más del 40 por ciento es arrojado a basurales a cielo abierto y rellenos sanitarios y sólo el 10 por ciento recibe tratamiento”. Además, según estimó, el año pasado “se descartaron 10 millones de celulares y 400 millones de pilas”, aunque no todas fueron a parar a la basura, aclaró.

Bilbao explicó que “desde 2008 existe un proyecto de ley para separar los residuos electrónicos del flujo de la basura común y darles el tratamiento adecuado, pero los diputados no lo debaten, a pesar de su urgencia, cuando este tipo de residuos es el que más rápido crece y el más tóxico”. El proyecto de ley de basura electrónica, impulsado por el senador Daniel Filmus –con el respaldo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y diversas organizaciones ambientalistas– establece el concepto de “responsabilidad extendida al productor”, es decir, propone que los productores se hagan responsables por el impacto ambiental de sus productos a lo largo de toda su vida útil: producción, uso y disposición final. Prohíbe el uso de sustancias tóxicas en la fabricación de nuevos aparatos y el establecimiento de un sistema nacional para la reutilización y el reciclado de este tipo de residuos, para que sus materiales vuelvan a formar parte del proceso productivo y no terminen en basurales contaminando el suelo, las napas de agua y el aire.

“Los residuos electrónicos que hoy son enterrados en rellenos sanitarios constituyen una bomba de tiempo altamente peligrosa para el ambiente y la salud de las personas debido a la cantidad de sustancias tóxicas que contienen y al incremento exponencial de estos residuos año tras año”, evaluó Bilbao. “Plomo, PVC, mercurio, cadmio y berillo conviven en cada uno estos aparatos y ocasionan impacto en la salud de las personas: cáncer y afecciones en el sistema respiratorio y reproductivo, por ejemplo”, agregó.

Este impacto podría ser mitigado con la sanción de una norma “que promueva el reciclado y la recuperación, y disponga que los productores se hagan cargo de la gestión de estos aparatos una vez finalizada su vida útil, responsabilidad que hoy recae sobre el Estado”, añadió.

Informe: Sabrina Améndola

Nueva Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

jun 19, 2012   //   by lodosmurcia   //   Medioambiente, Reciclaje, Residuos  //  No Comments

Hace unos días el Parlamento Europeo dio luz verde a la revisión de la Directiva 2002/96/CE de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

Para 2019, el 85% de los RAEE (móviles, ordenadores, frigoríficos, etc.) generados en un país de la Unión deberán ser recogidos y tratados. Según estimaciones de ASEGRE, en España sólo el 30% de los RAEE se trata correctamente, otro 30% se exporta ilegalmente y el 40% restante recibe tratamientos no adecuados o es robado por mafias y bandas organizadas para extraer sus materiales de valor.

 

Hace unos días el Parlamento Europeo dio luz verde a la revisión de la Directiva 2002/96/CE de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)  que busca poner fin a las irregularidades que en los últimos años venían dándose en la gestión de esta clase de residuos en varios países de Europa. España, uno de los más afectados, calcula pérdidas millonarias en el sector debido a los robos de RAEE y saqueos en los puntos limpios y plantas de tratamiento.

Los Estados miembro cuentan con un año y medio para la trasposición nacional de la nueva legislación y aplicación de la misma.

Entre las novedades y nuevos retos de la Directiva encontramos la exigencia para 2016 de la recogida de 45 toneladas de RAEE por cada 100 toneladas de aparatos puestos en el mercado nacional. Este porcentaje deberá aumentarse para 2019 hasta el 65% de los RAEE introducidos en el mercado o el 85% de los RAEE generados en el país.

Actualmente, según estimaciones de la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE), sólo el 30% de los RAEE producidos en España son correctamente tratados. Debido a esta situación,  administraciones, fabricantes y gestores de residuos están colaborando en la solución de todos estos problemas, que sólo será posible con la coordinación de esfuerzos, incluida la colaboración de las empresas de distribución.

Además, el sector de residuos peligrosos estima que el 30% de los aparatos eléctricos y electrónicos son exportados a terceros países de forma ilegal, lo que supone una pérdida de materias primas muy valiosas para los países de la Unión Europea. Otro 40% recibe tratamientos no autorizados, reduciendo las posibilidades de creación y mantenimiento de empleo en las instalaciones autorizadas debido a esta falta de residuos para gestionar.

En el caso de Madrid, según estimaciones de ASEGRE el 80% de los RAEE que son desechados por los ciudadanos en los puntos limpios del municipio de Madrid no llegan a las plantas de tratamiento autorizadas, por los robos en estos puntos de recogida por parte de mafias organizadas.

ASEGRE celebra la aprobación de esta Directiva, que supondrá una aplicación más rigurosa de la ley y el tratamiento de los residuos en instalaciones autorizadas. Por su parte, las plantas de gestión deberán garantizar la aplicación de la mejor técnica disponible para el tratamiento de RAEE y así evitar peligros para la salud y el medio ambiente.

Con el fin de solucionar y mejorar esta situación, la nueva normativa introduce varios cambios en la legislación. Por un lado, más facilidades administrativas para los fabricantes, con menos requisitos de registro e información sobre la tasa de reciclado en las facturas. Además de hacerles responsables de los residuos generados por sus productos y de la forma en la que son tratados, pudiendo hacerlo de forma individual o a través de  sistemas integrados de gestión (SIG). 

Los ciudadanos también tendrán mayores facilidades para el reciclaje. Como novedad, los aparatos eléctricos y electrónicos que no superen los 25 cm de tamaño (los móviles, por ejemplo) podrán ser depositados de forma gratuita en establecimientos de más de400 m2 sin necesidad de comprar un aparato de similares características.

También se dispondrán mayor número de puntos limpios, en función de la densidad de población, y los fabricantes podrán designar agentes de recogida por hogar si así lo desean para fomentar el reciclado de grandes electrodomésticos.

Con estas nuevas directrices, desde Europa se pretende elaborar una normativa mínima relativa al tratamiento de RAEE que evite la disparidad legislativa existente entre los países de la Unión, situación que hasta ahora sólo reduce la eficacia de las políticas de reciclado y pérdidas de los residuos valiosos.

 

Categorías

Archivos

Buscar gasolineras

Tecnología de
septiembre 2020
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
UA-34868495-1css.php
Folder Name